Josemaría Escrivá de Balaguer. Fundador del Opus Dei - Tal día como hoy La vida y enseñanzas de san Josemaría día a día http://www.es.josemariaescriva.info/ <![CDATA[28.4.1932]]> Anota en sus Apuntes íntimos: “Di: Dios mío, te amo, pero... ¡enséñame a Amar!”]]> <![CDATA[27.4.1954]]> Fiesta de Nuestra Señora de Montserrat. Sufre un shock anafiláctico y comienza inexplicablemente a curarse de una diabetes que padece desde hace 10 años: “Cuando estaba a punto de perder el conocimiento, en cosa de pocos segundos, el Señor me hizo ver mi vida como si fuera una película; me llené de vergüenza por tantos errores, y pedí perdón al Señor. Más no se puede pasar. Es como si me hubiera muerto”. Leer más]]> <![CDATA[26.4.1934]]> Escribe a don Francisco Morán, Vicario de la diócesis de Madrid, y le habla del próximo retiro dirigido a los jóvenes que frecuentan la Academia DYA: “Con la ayuda de Dios espero que sea fecundo, porque han respondido muy bien los jóvenes universitarios, acudiendo a los retiros anteriores. Yo le pido, Señor Vicario, que encomiende a esta muchachada en la Santa Misa”.]]> <![CDATA[25.4.1932]]> Escribe una consideración que recogerá después en Camino: “¿Para qué has de mirar si “tu mundo” lo llevas dentro de ti?”]]> <![CDATA[24.4.1967]]> Comenta: “Tenemos la obligación de procurar que cada día haya en el mundo menos pobres, menos ignorantes, menos gentes sin fe, menos desvalidos por la enfermedad o por la vejez sin cristiana asistencia cariñosa. No por una concesión de caridad, sino por derecho. La riqueza la da el trabajo, hijos míos, la especialización, la promoción profesional, y la Obra está fundada en el trabajo. ¿Dónde trabajamos? En medio de la calle. No podemos estar separados de los demás compañeros ni por un tabique de papel de fumar”.]]> <![CDATA[23.4.1912]]> Hace la Primera Comunión: “Tenía yo entonces diez años. Y me preparaba un viejo escolapio, hombre piadoso, sencillo y bueno. Él me enseñó la oración de la comunión espiritual”. Dice así: “Yo quisiera, Señor, recibiros con aquella pureza, humildad y devoción con que os recibió vuestra Santísima Madre; con el espíritu y fervor de los Santos”.]]> <![CDATA[22.4.1941]]> Fallece, en Madrid, Dolores Albás, madre de san Josemaría, mientras su hijo predica unos ejercicios espirituales para sacerdotes en Lérida: “Ofrece tus molestias por esa labor que voy a hacer, pedí a mi madre al despedirme. Asintió, aunque no pudo evitar decir por lo bajo: ¡este hijo!”.]]> <![CDATA[21.4.1974]]> Le toman esta foto conversando con una de las participantes en un congreso internacional universitario, que tiene lugar en Roma por estos días. Sobre la universidad había dicho en una entrevista: “Es necesario que la Universidad forme a los estudiantes en una mentalidad de servicio: servicio a la sociedad, promoviendo el bien común con su trabajo profesional y con su actuación cívica. Los universitarios necesitan ser responsables, tener una sana inquietud por los problemas de los demás y un espíritu generoso que les lleve a enfrentarse con estos problemas, y a procurar encontrar la mejor solución. Dar al estudiante todo eso es tarea de la Universidad”. ]]> <![CDATA[20.4.1994]]> En 1994, Mons. Javier Echevarría es elegido y nombrado por Juan Pablo II prelado del Opus Dei. Sucede a Don Álvaro del Portillo, primer sucesor del fundador del Opus Dei. Colaboró estrechamente con san Josemaría Escrivá de Balaguer, de quien fue secretario desde 1953 hasta su muerte, en 1975. Biografía]]> <![CDATA[20.4.1932]]> Tiene en casa una pequeña imagen, que no se conserva, por la que sentía especial devoción: la llamaba la Virgen de los Besos, porque la besaba cuando entraba y salía de casa. Un día como hoy escribe: “entre seis y media y siete menos cuarto vi, durante bastante tiempo, cómo el rostro de mi Virgen de los Besos se llenaba de alegría, de gozo. Me fijé bien: creí que sonreía, porque me hacía ese efecto, pero no se movían los labios. Muy tranquilo, le he dicho a mi Madre muchos piropos”.]]>