Josemaría Escrivá de Balaguer. Fundador del Opus Dei - Tal día como hoy La vida y enseñanzas de san Josemaría día a día http://www.es.josemariaescriva.info/ <![CDATA[24.8.1940]]> Durante los ejercicios espirituales que realiza en Segovia anota: “Me hacía mucha falta este retiro. Es menester que el pecador Josemaría se haga santo”.]]> <![CDATA[23.8.1971]]> Siente en su alma, con una fuerza irresistible que le llena de paz, la frase Adeamus cum fiducia ad thronum gloriae, ut misericordiam consequamur! [Lleguémonos confiadamente al trono de la gloria, para alcanzar misericordia: cfr. Hebr. 4, 16]: “Esta mañana, mientras desayunaba, el Señor me ha puesto en la cabeza estas palabras. Son como una respuesta a ese clamor colectivo que ayer, fiesta del Corazón Inmaculado de María, habrá subido al Cielo, porque todos habrán rezado mucho. Hemos de pedir, acogiéndonos a la Misericordia del Señor”.]]> <![CDATA[22 de agosto: Festividad de Santa María Reina]]> Se celebra la festividad de Santa María Reina. Sobre la Majestad de la Virgen dirá: “¿Quién puede ser mejor Maestra de amor a Dios que esta Reina, que esta Señora, que esta Madre, que tiene la relación más íntima con la Trinidad: Hija de Dios Padre, Madre de Dios Hijo, Esposa de Dios Espíritu Santo, y que es a la vez Madre nuestra? —Acude personalmente a su intercesión”.]]> <![CDATA[21 de agosto: Fiesta de San Pío X]]> Fiesta de San Pío X. Sobre este Santo Pontífice escribe en Es Cristo que pasa: “Perdonad que de nuevo os cuente un recuerdo de mi infancia: una imagen que se difundió mucho en mi tierra, cuando S. Pío X impulsó la práctica de la comunión frecuente. Representaba a María adorando la Hostia santa. Hoy, como entonces y como siempre, Nuestra Señora nos enseña a tratar a Jesús, a reconocerle y a encontrarle en las diversas circunstancias del día y, de modo especial, en ese instante supremo —el tiempo se une con la eternidad— del Santo Sacrificio de la Misa: Jesús, con gesto de sacerdote eterno, atrae hacia Sí todas las cosas, para colocarlas, divino afflante Spiritu, con el soplo del Espíritu Santo, en la presencia de Dios Padre”.]]> <![CDATA[20.8.1938]]> Anota en sus Apuntes íntimos: “Me veo tan miserable que muchas veces asomo la cabeza al oratorio, para decirle a Jesús: “no te fíes de mí... yo, sí que me fío de ti, Jesús... Me abandono en tus brazos: allí dejo lo que tengo, ¡mis miserias!” Si no lo hiciera de este modo, ante la turbamulta de cosas que llevo dentro de mí, creo que me volvería loco. Abandonarme en Jesucristo, con todas mis miserias. Y lo que Él quiera en cada instante, fiat! Monstra te esse matrem”.]]> <![CDATA[19.8.1931]]> El punto 332 de Camino, “Al que pueda ser sabio no le perdonamos que no lo sea”, nace de una frase escrita hoy.]]> <![CDATA[18.8.1938]]> Durante años dirige numerosos ejercicios espirituales a sacerdotes, religiosos, hombres y mujeres, jóvenes. ]]> <![CDATA[17.8.1974]]> Está en Venezuela desde el día 15 de agosto, pero continúa enfermo a causa del mal de altura que le afectó en Ecuador. Durante unas semanas permanece en Altoclaro, un centro de conferencias a pocos kilométros de Caracas: “En Ecuador, toda mi catequesis ha consistido en no hablar, porque el Señor no me lo ha permitido. He sufrido mucho por vuestros hermanos de allí, que me esperaban con tanto cariño. Aquí, en Venezuela, haremos también lo que Dios quiera. Perdonad que no me encuentre del todo bien, y ojalá el Señor permita que podamos tener esas tertulias que decís”.]]> <![CDATA[16.8.1959]]> Con los padres de Fr. Dick Mulcahy a la entrada de la residencia universitaria Nullamore de Dublín, Irlanda. ]]> <![CDATA[15.8.1931]]> Solemnidad de la Asunción de Nuestra Señora. Hoy escribe en sus Apuntes íntimos: “Voy a hacer, desde esta tarde, una novena a nuestra Madre, celebrando su asunción en cuerpo y alma a los cielos. Realmente, gozo, pareciéndome estar presente... con la Trinidad beatísima, con los Ángeles recibiendo a su Reina, con los Santos todos, que aclaman a la Madre y Señora”.]]>